Proyectos
mifactura.com
FEL
E-learn
Proyectos
Sharefile
RightSignature
SimplyBook

Noticias Económicas - Grupo Consultor EFE™

Plan BEPS no es suficiente para combatir evasión fiscal de multinacionales: especialistas Miércoles, 07 Febrero 2018 11:18

De acuerdo con la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional (ICRICT, por su sigla en inglés), el Plan de Acción contra la Erosión de la Base Imponible y el Traslado de Beneficios (BEPS, por su sigla en inglés) no es suficiente para combatir la evasión fiscal de empresas multinacionales.

En su análisis “Un Futuro Más Justo para la Tributación Mundial”, la ICRICT destacó que, si bien la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha dado pasos hacia la dirección correcta para evitar este problema, aún es necesario tomar más medidas para combatirlo.

A decir de la comisión, si bien los reportes país por país son un gran paso, éstos aún pueden desempeñar un papel más importante para garantizar que se declaren las ganancias y se paguen impuestos donde cada multinacional tiene una presencia económica real si la información contenida en estas declaraciones se hace pública.

“Al tornar la información básica relevante abiertamente disponible, el informe país por país tiene el potencial de permitir a los gobiernos y a miembros del público que identifiquen un desajuste de las ganancias en relación con la actividad económica real”, acotó el estudio.

Con lo anterior, agregó, la información beneficiaría no sólo a los fiscos alrededor del mundo, sino también a la sociedad civil y partes interesadas —como accionistas, inversionistas y reguladores— para verificar que los impuestos sean pagados de manera correcta.

“Las propuestas de reforma de la OCDE, aunque ayudan en los márgenes, no contribuyen a resolver el desafío básico de garantizar que las multinacionales paguen impuestos donde sus actividades económicas realmente transcurren y crean valor.

Todavía dan demasiada oportunidad al traslado de ganancias”, aseveró la ICRICT.
Ante el traslado de ganancias que realizaban las empresas multinacionales para pagar menores impuestos, la OCDE presentó en el 2013 el Plan de Acción BEPS, el cual cuenta con 15 medidas para combatir el traslado de beneficios y la erosión de la base imponible.

SE NECESITA UNA TRIBUTACIÓN UNITARIA

Para la ICRICT es necesario realizar un cambio de paradigma en la formulación de reglas para gravar a las empresas multinacionales, en donde las autoridades dejen a un lado la “ficción” de que una multinacional está conformada por entidades independientes.
“(Se debe) avanzar hacia una posición de tributación unitaria (...) Nuestra conclusión general es que el reparto mundial, según una fórmula preestablecida, combinado con una tasa impositiva corporativa mínima, sería la versión más efectiva de una tributación unitaria”, explicó.

Actualmente, se busca gravar las filiales que las empresas multinacionales tengan en diferentes países, mientras que una tributación unitaria, añadió, debe repartir los ingresos mundiales de las multinacionales entre las diferentes jurisdicciones, basándose en factores objetivamente verificables, como las ventas, los recursos utilizados, los activos fijos, etcétera, para reflejar la actividad económica real de las multinacionales en cada jurisdicción. Dichos factores reflejan la verdadera actividad económica de la empresa.

“Una tributación unitaria con un reparto según una fórmula establecería un método mucho más claro, más efectivo y más justo de distribuir la tasa tributaria de las multinacionales. Mientras el reparto preestablecido eliminará efectivamente el traslado de ganancias, los países aún podrían competir uno contra otro bajando su tasa de imposición corporativa para alentar las inversiones o la relocalización de actividades”, abundó.

Para prevenir esta competencia, el ICRICT precisó que es importante que el reparto global sea acompañado por una tasa mínima acordada para gravar todos los beneficios repartidos.


OCDE BEPS ICRICT