Ajuste COVID-19 en Precios de Transferencia

Ajuste COVID-19 en Precios de Transferencia

Sin duda alguna, los temas más relevantes a nivel mundial el día de hoy son el COVID-19, también conocido como CORONAVIRUS, y el enfrentamiento entre Arabia Saudita y Rusia que ha generado una caída en los precios del petróleo. La intención de este artículo no es de analizar los impactos que éstos están teniendo a nivel social y económico, de esto ya hay bastantes analistas informando día a día sobre el tema, y cada país está generando (o no) posibles planes de contingencia.

Como podrán apreciar por el título, nos centraremos en el efecto que la actual situación pudiera tener respecto a las políticas de precios de transferencia, así como la documentación de las mismas. En este sentido, es importante volver a lo básico que nos mencionan las Guías de Precios de Transferencia referente a los elementos de comparabilidad, siendo el de circunstancias económicas (y yo añadiría sociales/salud), uno de ellos, y que vuelve a tomar gran relevancia, tal y como sucedió en la crisis inmobiliaria del 2008. Para decantar el tema, es importante dividirlo en dos: lo referente a políticas de precios en transacciones que se dan en los Grupos Empresariales día a día, y documentación (cumplimiento) de precios de transferencia.

Políticas de Precios de Transferencia

Como sabemos, una gran cantidad de empresas en el mundo están atravesando turbulencias financieras debido a las circunstancias actuales, acentuándose en las industrias de; aviación, hoteles, automotriz. Sin embargo, es un efecto que alcanza a muchas otras más. Aunado a lo anterior, existen países que están cerrando fronteras, lo que origina que exista una desaceleración en la cadena de suministro. Por ende, las empresas multinacionales (principalmente) pueden comenzar a cuestionarse si los acuerdos actuales que existen a nivel grupo se adaptan a las circunstancias del mercado.

Para tener mayor claridad en este sentido, es importante que las gerencias comiencen a evaluar diferentes aspectos que incluye su política de precios de transferencia, entre los que se encuentran:

- Analizar qué tan fuerte está siendo el impacto para la industria o industrias en las que participan las empresas del Grupo involucradas en transacciones intercompañía.

- Qué tipo de riesgos está asumiendo cada una de las empresas del grupo. Y en su caso, identificar si existe alguna cobertura contratada ante esos riesgos (ej. Tipo de cambio).

- La disponibilidad de liquidez del grupo, y si fuese necesario centralizar los flujos para tener un mayor control en el uso de los recursos. - Afectaciones en la cadena de suministro, derivado de políticas relacionadas a cierre de fronteras.

- Grado de obsolescencia del inventario y el impacto frente a la baja participación de los consumidores en el mercado.

- Planes internos del Grupo referentes a necesidades específicas que deban ser cubiertas en primera instancia para el sostenimiento de la empresa.

Pensar en que los Grupos Empresariales vayan a realizar una reestructura de negocios puede ser algo prematuro, sin embargo, habría que tomar en cuenta qué movimientos están dispuestos a realizar en el corto plazo para aminorar el impacto de una recesión. Sin importar cuáles vayan a ser los siguientes pasos, será importante que el Grupo guarde documentación de todas y cada una de las decisiones que tome, esto puede incluir; correos electrónicos, análisis internos de presupuesto, contratos, actas, etc., así como aquella información valiosa que puedan tener referente al sector en el que participan. Lo anterior ¿para qué?; recordemos que el día a día puede llevarnos a atender cada asunto de manera espontánea y muchas de las decisiones que tomemos hoy, el día de mañana pudiéramos olvidar por qué fueron. En una revisión y/o auditoría por parte de la Autoridad Tributaria, esto puede ser catastrófico.

Documentación

En lo referente a la documentación por las transacciones realizadas durante 2019, y para las cuales es común en países de Latinoamérica que se deba presentar una declaración informativa respecto a los resultados obtenidos del análisis entre el 31 de marzo y 30 de junio, mi recomendación para las empresas es continuar con el proyecto en medida de lo posible. Es común que para la realización del estudio existan ciertas reuniones presenciales entre cliente y asesor, sin embargo, mucha de la información puede ser suministrada de manera electrónica, o bien, se pueden programar videollamadas para atender particularidades del caso.

En algunos países se han comenzado a otorgar prórrogas de presentación de la declaración de renta, así como de declaraciones informativas, sin embargo, la gran mayoría no ha tomado acción al respecto, por lo que, mientras se le pueda ganar tiempo al tiempo, mejor. En nuestro caso, utilizamos herramientas como Zoom, Podio, Sharefile, Google Docs, y Loom, para mantenernos activamente conectados y evitar retrasos en las entregas. Es importante asegurarse de evitar la mayor cantidad de dolores de cabeza posibles, una vez pasado este complicado periodo (que aseguro pasará).

Por otro lado, para la documentación 2020, como ya mencioné, es importante que se tenga el debido cuidado de recopilar la información suficiente que soporte decisiones respecto a las transacciones intercompañía afectadas. Asimismo, es importante considerar en realizar un análisis preliminar de las transacciones con corte al primer semestre de 2020, esto con el objetivo de identificar las funciones, activos, y riesgos asumidos por cada empresa del grupo en sus transacciones, así como de empresas u operaciones del mercado abierto, que sirven para el análisis de comparabilidad.

Asimismo, es común que muchos de los análisis en donde se acostumbre a utilizar información financiera a tres años (por eso de los ciclos de negocio), tengan que ser replanteados por la empresa y su asesor, en caso de que esto nos arroje resultados distorsionados con respecto a lo que veamos en los resultados intercompañía. Es posible que los efectos de lo que estamos viviendo hoy, sea más notorio a nivel financiero durante el segundo o tercer trimestre, y dependerá de las particularidades de cada industria, así como de lo ágil de las decisiones de cada Grupo, una recuperación pronta. Por lo anterior, será necesario leer cuidadosamente los reportes 10-K (o sus homólogos) de cada una de las comparables que se utilicen para nuestros análisis de precios de transferencia.

En conclusión, desde cada una de nuestras trincheras tenemos la posibilidad de tomar acción, de nosotros dependerá el rumbo de los próximos meses. Si bien es cierto que la prioridad actual es la salud, no hay que perder de vista que los fenómenos actuales están generando una contracción económica importante, y el pánico puede acentuar esto último. De tal manera que, utiliza estos días para replantear la forma de hacer negocios y no pierdas de vista estos temas, ya que sabemos que las fiscalizaciones estarán a la vuelta de la esquina, una vez que todo esto se reacomode.

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo