Aprovechar la crisis depende de tus habilidades de liderazgo.

Gestión de Capital Humano

Aprovechar la crisis depende de tus habilidades de liderazgo.

Lectura de 5 minutos

Llevo más de 30 días de confinamiento voluntario, tratando de contribuir para que la curva de infectados en mi ciudad sea menor y todo vuelva a la normalidad de la manera más rápida y sin tantas bajas humanas.

Leía algunos libros y entre ellos retomé la lectura de uno que recientemente me regalaron (¡Gracias Luís Pacheco de AUDICO!); El canto del pájaro, de Anthony De Mello, s. j En él me encontré con varios cuentos muy interesantes, pero aún más interesante fue que, al inicio del libro, pude contemplar instrucciones sobre cómo leer los contenidos. Cito textualmente; A. De Mello, 1982, P. 11: 

     “Volver a leer el cuento, después de haber reflexionado sobre él, crear un silencio interior y dejar que el cuento le revele a uno, su profundo significado interno. Un significado que va mucho más allá de las palabras y las reflexiones. Esto lleva progresivamente a adquirir una especie de sensibilidad para lo místico.”

Desde ahí entendí que el significado de lo que estamos viviendo con la crisis del COVID-19 es único para cada líder y para cada ser humano. Lo que podamos vivir y tomar como aprendizaje de esta contingencia serán nuestras experiencias individuales.

En la búsqueda de mi propio significado (dentro del ojo de huracán) me encontré con el cuento “Dientes de León” el cual narra la historia de “un hombre que se sentía muy orgulloso de su césped”. Entendí cómo ese césped representa para nosotros a nuestra familia, trabajo, empresa, estabilidad, salud. Cada cosa o circunstancia puede ser adoptada como tu “césped”, aquello sobre lo cual estamos orgullosos, cuidamos, disfrutamos y trabajamos todos los días para mantener.

Antes del COVID-19, todos teníamos nuestro “césped”, sin embargo, como el cuento relata: “en dicho césped crecía una cantidad de dientes de león. Y aunque trató de todos los medios de librarse de ellos, no pudo impedir que se convirtieran en una auténtica plaga”.

Llegó la crisis y quisimos eliminarla, no aceptarla o negar que las cosas pasarían, pero ahí está la realidad, fría, plasmada en estadísticas y cobrando su cuota diaria. Depende de nosotros cómo la queramos vivir y, sobre todo, observar.

Las posibilidades de los hombres para sobrevivir, y aún más, para vivir bien, dependen directamente de su flexibilidad, esto es, de su capacidad para reemplazar las creencias inútiles, o ya no útiles, por otras más apropiadas. Esto resultará más difícil cuanto más seguros estemos de que nuestro mapa de la realidad es la realidad misma; y más fácil cuanto más conscientes seamos de la subjetividad y relatividad de nuestros mapas.

Desarrollemos la flexibilidad a través de los siguientes pasos:

  1. Identificar las oportunidades que representan los cambios.
  2. Cuestionar comportamientos en el entorno sin transformarlo a prejuicios y creencias de oportunidades.
  3. Escuchar nuevas ideas.
  4. Hacer un análisis interno del entorno comercial y recursos con los que se cuenta.
  5. Evaluar experiencias (nuevas formas de actuar, capacitaciones, innovación, adopción de nuevas prácticas y toma de decisión oportunamente)
  6. Explorar diversas formas de conocer e interpretar la realidad.
  7. Establecer retos (Afrontar el miedo, reconocerlo, observarlo y profundizar en él)
  8. Aportar permanentemente nuevos conocimientos y experiencias.
  9. Ejecutar cambios a nivel personal y promover el cambio en el equipo de trabajo.
  10. Establecer indicadores (Medir y controlar para mejorar).

Tratemos de sacar lo mejor de estas circunstancias. Por lo pronto el medio ambiente, los océanos y la calidad del aire están ganando; la naturaleza supo aprovechar esta situación como una oportunidad o si quieres llamarle; “crisis”.

Te hago las siguientes preguntas, como un ejercicio de introspección:

  1. ¿Qué hacías antes de la crisis que te funcionaba?
  2. ¿Qué hacer ahora de manera distinta para tener más resultados?
  3. ¿Qué requieres cambiar, para que tu adaptación a las nuevas circunstancias sea más rápida y cómoda?
  4. Menciona dos aprendizajes, que hasta el momento te está dejando esta crisis.

Te invito a que reflexiones, ya que necesitas acelerar el proceso de aprendizaje de las nuevas reglas de este juego llamado vida, si eres líder de un grupo de personas, si eres dueño o socio de alguna organización, es importante procesar la nueva información producida por la realidad, traducirla y comunicarla a tus seguidores.

Previo a la crisis, nuestro “césped” estaba intacto, ahora hay cambios y el aprovechar o no cada uno de ellos depende de ti.

Conclusiones:

  1. Si requieres de acompañamiento para procesar tu realidad, busca un Coach. La metodología de preguntas poderosas te da libertad de crear respuestas y la habilidad de crear consciencia.
  2. Cuando respondas y encuentres nuevos recursos, conviértelos en aprendizajes prácticos para que el nivel de adaptación sea congruente con tus emociones, habilidades y valores.
  3. Este proceso de acompañamiento y adaptación debe detonar un proceso rápido y efectivo. Es muy importante que en cada crisis o circunstancia nueva aproveches tus recursos útiles y deseches los recursos no útiles.
  4. Actitud positiva, recuerda que 80% de lo que sucede no depende de ti, sólo un 20% lo puedes controlar y una actitud positiva es la mejor herramienta para afrontar cualquier circunstancia. 

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™️

A continuación

Resumen sobre Medidas Tributarias en el Estado de Emergencia (al 18 de abril 2020)

Precios de Transferencia | Lectura de 10 minutos

¿Cómo podemos ayudarle?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo