Chile, un paso adelante en educación

Gestión de Capital Humano

Chile, un paso adelante en educación

Lectura de 5 minutos
Cynthia Dávalos
Coordinador
Cynthia Dávalos
Coordinador

La educación por competencias en México es relativamente nueva y busca que los estudiantes desarrollen habilidades para poner en práctica el conocimiento en resolución de problemáticas de la vida cotidiana. Aún se considera como definición de competente realizar alguna actividad de la mejor manera posible y que la persona que desarrolla competencias está preparada para ser un miembro activo funcional dentro de la sociedad.

Partimos de la idea de que los mexicanos deseamos vivir en un país más desarrollado y menos injusto, que haya solucionado los niveles de pobreza y desempleo que nos aquejan, una mejor ubicación en contexto internacional y con un rumbo que nos lleve a instaurar una sociedad del conocimiento. Lograr tales propósitos requiere concebir la educación como el pilar de la transformación de nuestra sociedad. La tarea, definitivamente, es compleja porque solo se puede realizar cabalmente a lo largo de varias generaciones.

 En esta época digital, en la que la economía del conocimiento incrementa, el país requiere una población más preparada y capaz de adherirse a las necesidades de la globalización para ofrecer una fuerza de trabajo capacitada para brindarle competitividad a la economía y la sociedad de esta esfera que habitamos. Es imperante que la población mexicana se sienta apoyada con oportunidades educativas en todas las etapas de su ciclo vital y laboral para que pueda progresar a nivel personal. Con más y mejor educación, los mexicanos tendrán recursos económicos e intelectuales para ganar y mantener la parte del poder que, en justicia, le corresponde a cada uno.

En México, cursar la educación básica o contar con un título universitario no es ninguna garantía de éxito, esto se debe a que los modelos educativos no se enfocan en su totalidad en la metodología por competencias, un claro ejemplo de éxito bajo este modelo es Chile, quien ha obtenido ventajas por la implementación de este modelo.

Chile, a diferencia de México, identificó las debilidades en su modelo educativo hace más de dos décadas e implementó las acciones correctivas requeridas que hoy en día le dan una ventaja competitiva en Latinoamérica. Su modelo educativo ha centrado sus esfuerzos en expandir el desarrollo de capacidades de liderazgo, cooperación con los demás, innovación, creatividad y pensamiento crítico.

Estas capacidades se consideran necesarias para triunfar en el siglo XXI, adicionales a las materias básicas como matemáticas y ciencias, ya que el tener el conocimiento no implica saber aplicarlo. El desarrollar conocimiento es tan importante como tener la capacidad de usar ese conocimiento para resolver problemas, lo cual, en la mayoría de los casos, significa el trabajar con otras personas, la capacidad de negociar y cooperar para lograr resultados.

El Gobierno de Chile analizó y aplicó uno de los temas más discutidos dentro de los debates educativos de los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), la permeabilidad de los sistemas escolares a las lógicas de la mercantilización. En las últimas décadas, cada vez más países que integran la OCDE han introducido a sus modelos educativos conceptos importados de la esfera económica, entre ellos está la competencia.

Ante la creciente inflación y desvalorización de los títulos académicos y las cada vez más constantes crisis económicas, se ha fortalecido la retórica liberal de los que defienden el modelo del mercado como la única solución posible para los males de la educación actual.

En la actualidad, de manera global, existe una convergencia alrededor de un conjunto de tendencias que están en estrecha interconexión con el entendimiento de la educación como una mercancía. La idea de que la escuela debe, al igual que una empresa, orientarse por la evaluación y competencia, la cual responde también a las actuales demandas de la industria.

Observando este paradigma internacional de reconfiguración desde el año 1988, Chile reflexionó acerca de esta nueva retórica sobre la educación, la función del sistema escolar y el rol que debe tomar el Estado, evolucionando su sistema educativo a un modelo más mercantil y liberal.

Actualmente, Chile ha liderado la implementación de la enseñanza por competencias en América Latina, centrando así sus esfuerzos en tres focos:

  1.  La formación de personas dentro de un marco valórico propio
  2. La búsqueda de la excelencia en el cultivo de ciencias, artes, letras y la innovación tecnológica
  3. El compromiso con el progreso y el bienestar regional y del país en permanente diálogo e interacción con el entorno social, cultural y económico.

La enseñanza por competencias tiene como finalidad atender fenómenos como la globalización, la cual ha provocado que las organizaciones se desenvuelvan en ambientes más dinámicos y complejos, lo que implica que se demanden profesionales con mayores competencias. Este enfoque está siendo fuertemente promovido en la Unión Europea a partir de la declaración de Bolonia en el año 1999, el proyecto de definición y selección de competencias para la formación básica no universitaria y el proyecto Tuning para la reforma universitaria.

Fruto de esto, en cuanto educación tradicional, es que Chile es el país más a la vanguardia en reformas educativas en la región, acercándose cada año a los países más desarrollados.

Para poder cumplir con los requisitos que exige cada vez más el comercio internacional, México, eventualmente, tendrá que mudar todas sus reformas educativas a la metodología por competencias. En definitiva, adelantarse a este cambio, certificando competencias laborales, otorga una ventaja competitiva dentro del voraz mercado laboral.

Te invito a conocer las certificaciones de competencias laborales que ofrece nuestro Centro evaluador y adelantarte a este inevitable cambio. Contáctanos para brindarte atención personalizada. 

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™.

Cynthia Dávalos
A continuación

Desarrolla un plan de acción para tu empresa. Parte 5

Consultoría Estratégica | Lectura de 10 minutos

Más artículos de

Cynthia Dávalos

¿Cómo podemos ayudarle?

Grupo Consultor Efe - Whatsapp

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo