Elementos Claves a Examinar en Reestructuras Empresariale...

Elementos Claves a Examinar en Reestructuras Empresariales ante la Pandemia de COVID-19

De acuerdo con las directrices de la OCDE, no existe una definición jurídica universalmente aceptada cuando nos referimos al concepto de Reestructura empresarial.

Sin embargo, en el contexto de Precios de Transferencia se hace referencia a la reorganización transfronteriza de las relaciones comerciales o financieras entre empresas relacionadas, incluyendo la finalización o renegociación de acuerdos y/o actividades preexistentes. Entre los ejemplos comunes para una reestructura empresarial tenemos la transformación de un distribuidor pleno a un distribuidor relativamente bajo de funciones y riesgos, o incluso a un agente o representante. También se tiene la transformación de un fabricante pleno a la de un fabricante por contrato o a precio fijo prestando servicios a una parte relacionada principal. También podríamos mencionar la transferencia de activos o derechos intangibles.

La acción de efectuar una reestructura es común dentro de los grupos multinacionales y está generalmente motivada por razones empresariales tales como los ahorros que pueden obtener por las economías de escala, las presiones de competitividad al participar en una economía globalizada, la necesidad de especialización de funciones o la de aumentar la eficiencia entre las partes relacionadas mediante el aprovechamiento de las sinergias generadas dentro de los miembros del grupo, la optimización de gestión y mejora de la eficiencia en la cadena de suministro con la facilitación de las tecnologías basadas en la red, entre otras más.

Hoy en día, ante la situación global que estamos atravesando frente a la pandemia de COVID-19, las razones para efectuar una reestructura empresarial también podrían estar fundamentadas en la posibilidad de librarse de la incurrencia en pérdidas mayores o bien, en mantener cierta posición competitiva dentro de los mercados mediante el aprovechamiento de las capacidades del grupo multinacional en conjunto.  

Inclusive, una de las partes involucradas y miembro del grupo multinacional puede aceptar la reestructuración como opción preferible a la de simplemente tener que hacer un cierre de actividades.

Estas razones para efectuar una reestructura empresarial son reconocidas por las directrices de la OCDE y Autoridades Tributarias, y cuando el contribuyente las plantea debe asegurarse, como buena práctica, de documentarlas en el momento que se deciden efectuar porque dicha documentación servirá como elementos de soporte para revisiones y/o fiscalizaciones posteriores.

Sin embargo, el simple hecho de que la reestructura se realice bajo sólidas motivaciones de negocio y/o empresariales no responde por sí misma a la pregunta sobre si las operaciones resultantes de la reestructura entre las partes involucradas se ajustan al principio de plena competencia.

Por ello algunos aspectos clave que recomendamos examinar en una reestructura empresarial son los siguientes: • La revisión de las razones y/o motivaciones de negocio.

  • Los beneficios/ahorros que se espera obtener de la reestructuración empresarial.
  • Las alternativas disponibles a la reestructuración empresarial (incluye la revisión de efectuar la reestructuración con terceros independientes).
  • La documentación que soporte la información de los aspectos anteriores.
  • La aplicación del principio de plena competencia a las operaciones resultantes de la reestructuración empresarial.

En este último punto el grupo o empresa multinacional, o bien, el asesor de Precios de Transferencia debe centrar su examen en determinar si la aplicación del principio de plena competencia a la reestructuración (con implicaciones como la de la transferencia de activos y/o funciones, terminación o renegociación) se hubiera remunerado o indemnizado entre partes independientes en circunstancias similares.

Es por lo que recomendamos que el contribuyente se anticipe en la determinación de su análisis e incluya en su documentación de soporte los diversos elementos y estudio de la valoración de la reestructura para justificar la correcta aplicación del principio de plena competencia a las operaciones resultantes entre las partes relacionadas e involucradas a efecto de evitar controversias con las autoridades tributarias del país en el que se dé dicha reestructuración.

Ante la situación económica que los grupos multinacionales y contribuyentes se enfrentan actualmente, no hay que perder de vista que tomar acción y proyectar el impacto de las decisiones que se efectúen será determinante para evitar que en fiscalizaciones posteriores se carezca de una respuesta fundamentada ante los cuestionamientos que podrían surgir de Autoridades Tributarias asiduas por recaudar ante la caída general del ingreso a las cajas fiscales.

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™️ 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo