Artículos

Post Calendar EFEMayo 20, 2019
|

First article

LA IMPORTANCIA DEL NEXT-GEN MINDSET EN EL CONTADOR

LA IMPORTANCIA DEL NEXT-GEN MINDSET EN EL CONTADOR

“Hoy en día no existen servicios profesionales tradicionales, solo tradicionalistas prestando servicios” – Lic. Adrián J. Romero

 

En los últimos años, cinco para ser más preciso, dentro del universo del contador público, la adopción tecnológica en su práctica profesional ha transformado, evolucionado y en muchos casos asustado a más de un colega nuestro. Si antes los temas de comercio electrónico y economía digital marcaron tendencia, lo han sido más adelante la criptomoneda, la inteligencia artificial, la automatización, el machine learning, entre muchos otros términos de la nueva jerga empresarial.

 

En la industria de las firmas de contadores públicos y auditores independientes es muy común encontrarse con organizaciones que en un intento por modernizarse y rentabilizarse, tomaron hace años la valiente y visionaria decisión (según se auto-validaron por aquellos tiempos) de desechar de su portafolio de servicios aquellos que estigmatizaron como “servicios tradicionales”, o, dicho de otro modo, servicios que -según ellos- no ofrecían ningún valor agregado a los clientes y por ende, la guerra de precios iniciada dentro de dicha categoría en el mercado no otorgaba ningún incentivo a la firma por conservarlos y asumir los riesgos que representaban. Así pues, muchas firmas (medianas y grandes especialmente) comenzaron a despedir clientes y colaboradores, y trataron de concentrar sus esfuerzos en servicios ultra-rentables de consultoría tributaria, o dicho más claramente, en planeaciones fiscales agresivas que ofrecían a las empresas soluciones temporales para, ingenuamente, reducir su carga impositiva a través de esquemas que ahora sabemos son perseguidos por la autoridad tanto doméstica como internacional.

 

Y aunque el tema anterior tiene mucha tela que cortar, el enfoque de este artículo está orientado hacia cómo la evolución tecnológica nos ha demostrado que incluso aquellos servicios “tradicionales” como lo es el servicio de contabilidad y determinación de impuestos, se han podido rentabilizar al alejarse de un sistema de preparación manual que implica una gran cantidad de horas-hombre, mayor índice de riesgo humano, y que representa un freno intelectual para esa enorme cantidad de profesionistas que deberían estar desarrollándose en las llamadas “prácticas del futuro”.

 

Según el reporte preparado por SAGE “The Practice of Now 2019”, en el que participaron más de 3,000 contadores públicos de todo el mundo, 90% de ellos coinciden en que la práctica de la contaduría pública ha sufrido un cambio cultural, y 21% de ellos afirman que es debido a las demandas que el propio mercado ha hecho sobre sus proveedores de servicios.

 

El 77% de los contadores se sienten actualmente bastante seguros de ofrecer servicios de asesoría a sus clientes (alejándose un poco de los servicios de cumplimiento) y prácticamente la mitad de ellos (49%) han tenido que revisar su práctica en el último año como una forma de prepararse para la siguiente década.

 

Los contadores públicos hoy en día requieren de habilidades muy distintas a las de hace algunos años, principalmente en materia de tecnología y habilidades blandas (soft-skills), por ello, el 62% concuerda en que sus programas de entrenamiento actuales no serán suficiente para mantener una práctica profesional exitosa en el año 2030.




No obstante que los contadores públicos hoy son más conscientes que antes en cuanto a las expectativas del mercado, las habilidades que requieren y la curva de adopción tecnológica (recomiendo leer “Diffusion of Innovations” por Everett Rogers, para comprender la asociación entre la adopción tecnológica y la disposición psicológica humana a ello), las firmas continúan concentrándose en mayor medida en la prestación de servicios contables básicos y repetitivos, aquellos que de acuerdo con las Asociaciones de Contadores Públicos de Estados Unidos, el 99% de dichos servicios serán completamente automatizados en los próximos 5 años (tal vez más en Latinoamérica, pero eventualmente sucederá).



Así que la pregunta final sería: ¿cómo se visualiza la práctica en el futuro y cómo puedo prepararme para ella? Aquí le comparto algunos puntos para iniciar este proceso reflexivo y pueda tomar acción lo antes posible.

1. Eliminación de trabajo manual.


Debido a la integración de los diferentes sistemas contables, bancarios y regulatorios (sucede ya con la facturación electrónica, contabilidad y auditorías electrónicas en México), la información fluirá de forma automática y será extremadamente raro que la captura manual sea tanto eficiente como permitida por la ley, por lo tanto, la firma debe iniciar el proceso de implementación tecnológica en sus respectivas áreas de práctica.


2. Relaciones interpersonales en tiempo real.


La relación entre los contadores públicos, asesores y sus clientes será prácticamente instantánea. El asesor externo tendrá acceso a monitorear en tiempo real el desempeño de la información de sus clientes para estar presente en los momentos clave. Tal como lo hacemos en Grupo Consultor EFE™ desde hace un par de años, nuestros clientes y nuestros especialistas están conectados en tiempo real para comunicarse y colaborar.


3. Más entrenamiento, mucho mejor diversificado.


Los profesionales deberán invertir una mayor cantidad de horas al año en seguir ampliando su formación técnica que ahora tendrá que incluir temas tecnológicos, y adicionalmente, deberán crear una fórmula donde incluyan entrenamiento para el desarrollo de sus habilidades blandas como son: liderazgo, comunicación, trabajo en equipo, coaching, ventas, entre otros. Usted puede ver el portafolio de los servicios de Desarrollo de Talento Humano de nuestra firma online.


4. Del pasado, hacia el presente y futuro.


Los contadores públicos deberán dejar de centrar su visión en los actos pasados de sus clientes y estar atentos a los movimientos actuales para detectar transacciones de riesgo, y especialmente desempeñarse como asesores empresariales de cara al futuro, por ello la importancia de la interdisciplinariedad, especialización y visión estratégica.


5. Honorarios más altos a cambio de mayor valor.


Los contadores públicos serán capaces de monetizar más apropiadamente sus servicios profesionales debido al mayor valor que su presencia y experiencia brinda a las compañías. La razón número uno por la cual los clientes dejan a sus contadores públicos es a causa de recibir servicios reactivos y no proactivos (Sleeter Group Survey).


6. Los servicios tradicionales dejan de existir.


Continuaremos viendo a tradicionalistas prestando servicios, aquellos que no modernizaron su práctica, sus habilidades ni sus herramientas tecnológicas. Ellos serán cada vez menos necesarios y eventualmente serán desplazados en su totalidad, sin embargo, todo servicio por más básico que sea representará un nicho interesante para las firmas en la medida en que adopten las nuevas prácticas.


Acerca del autor.

Adrián J. Romero es CEO y visionario de Grupo Consultor EFE™, una firma de cumplimiento y consultoría empresarial con presencia en el continente americano. Siga al autor en Linkedin.

 

¡Contáctenos!

Si tiene alguna duda respecto a qué servicio es el más adecuado para su necesidad, o tiene una pregunta específica para alguno de nuestros especialistas, por favor envíenos un mensaje utilizando este formulario.

Nuestra política de atención general nos permite prometerle una respuesta clara en un plazo menor a un día hábil.

¿Como podemos ayudarle?