Liderazgo, Resiliencia y el COVID-19

En tiempos de desorientación como los que estamos viviendo, aún los líderes más efectivos necesitan replantear los fundamentos de su liderazgo. Reconocer que sus decisiones tendrán un impacto considerable en el bienestar de sus empleados, el futuro de sus empresas y, en algunos casos, la sociedad en general, y que esta consciencia les inyecte un agudo sentido de responsabilidad. Sin embargo, en lugar de sucumbir al pánico o la parálisis, los líderes efectivos ponen en acción cuatro comportamientos clave de liderazgo en crisis y los utilizan para navegar por "momentos de verdad" críticos para sus empleados, empresas y la sociedad.

¿Cuáles son los cuatro comportamientos centrales de liderazgo requeridos en una crisis?

1. Poner a las personas primero que cualquier otro interés,

2. Construir y proyectar una visión de que sí se puede llegar al otro lado de la crisis,

3. Empoderar a otros, para que puedan hacer su parte con efectividad y rapidez,

4. Reconocer que estos tiempos son muy emocionales para todos alrededor.

En primer lugar, las personas son lo primero. Para lograr que sus empleados den lo mejor de sí en la crisis y para garantizar una fuerza laboral sólida y resistente para el futuro, los líderes deben preocuparse profunda y consistentemente por su gente: su salud, sus necesidades, sus miedos. Esto incluye tanto las cosas prioritarias, como garantizar que los empleados regresen a casa a pesar de las prohibiciones de viaje, como las pequeñas cosas, como renegociar las pólizas de seguro de salud para que los empleados puedan abastecerse de recetas y medicamentos críticos todo el período de auto aislamiento o cuarentena, que no se sabe cuánto puedan durar.

Los líderes también deben diseñar una visión de que se va a llegar al otro lado de la crisis, mostrando el camino a un lugar donde el entorno se estabilice y la situación se calme. Esto no significa proyectar falsa confianza o certeza, sino transmitir la seguridad de que la empresa está haciendo todo lo que puede hacer y más, que el capitán está al timón y que dirige la nave con sabiduría y corazón a través de la gran tormenta. Esto enciende la confianza de los empleados, quienes pueden atender preocupaciones dentro de su mundo personal, en el trabajo y en el hogar, en lugar de estar preocupados todo el tiempo por lo que vaya a suceder en el futuro con su organización.

Uno no puede navegar la crisis solo: los líderes deben empoderar a otros para que todos puedan contribuir con sus habilidades a las necesidades del momento. Alinearse en lo que importa, para que todos tengan una clara "estrella del norte". Pero también dar espacio a los equipos para operar y confiar en que pueden cumplir lo planeado. La agilidad organizacional y las herramientas digitales para la coordinación y comunicación en tiempo real se vuelven cada vez más importantes durante una crisis, de modo que todos los empleados, independientemente de su nivel, puedan aportar su experiencia. Del mismo modo, es bueno establecer un "Comando de Crisis" central o "War Room COVID-19" que proporcione dirección empresarial crítica a través de comunicaciones confiables y “oficiales” para que los equipos que están en el campo de batalla puedan avanzar con velocidad y autonomía.

Por último, los líderes deben reconocer que estos son tiempos muy emotivos, para ellos mismos y para aquellos a quienes están liderando. El simple hecho de reconocer esto, darse y dar permiso para procesar las emociones al momento puede contribuir en gran medida a crear la calma mental necesaria para no perder la cabeza y continuar avanzando. Ignorar el lado humano de las circunstancias difíciles puede hacer que los empleados se sientan desconectados y desmotivados, en lugar de sentirse motivados para seguir luchando.

¿Cuáles son los "momentos de verdad" clave en la respuesta al COVID-19?

Momento de la Verdad con las Personas: “Apoyar a los Empleados”

Las vivencias de la crisis para los empleados, cubren un amplio espectro. En la crisis de hoy, algunos pueden estar infectados por COVID-19; otros pueden enfrentar dificultades debido a las necesidades de cuidado familiar, dificultades para viajar al trabajo o salarios perdidos. Como líder, uno debe tener en cuenta esto, ofreciendo empatía y soluciones flexibles dentro de lo posible.

Momento de la Verdad con el Negocio: “Sosteniendo la Empresa”

Las empresas enfrentarán innumerables desafíos en los próximos meses: es posible que algunos proveedores no puedan entregar a tiempo o algunos clientes pueden reducir radicalmente las compras, entre muchos otros. En respuesta, los líderes deben ser ingeniosos para garantizar liquidez a corto plazo para sus cadenas de suministro y preservar la viabilidad futura.  

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™

¡Contáctenos!

Si tiene alguna duda respecto a qué servicio es el más adecuado para su necesidad, o tiene una pregunta específica para alguno de nuestros especialistas, por favor envíenos un mensaje utilizando este formulario.

Nuestra política de atención general nos permite prometerle una respuesta clara en un plazo menor a un día hábil.

¿Como podemos ayudarle?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo