Momento de acreditamiento de las retenciones de IVA

Momento de acreditamiento de las retenciones de IVA

Momento de acreditamiento del Impuesto retenido a cargo de IVA

Según el artículo 1-A del IVA hay ciertos actos por los cuales las personas, tanto físicas como morales, deben de realizar la retención del impuesto. Según también las tasas señaladas en el mismo artículo 1-A LIVA o el artículo 3 del RLIVA, estos montos quedarán a cargo de la persona que realiza la retención y los debe de enterar al mes siguiente dentro de su declaración de IVA en el campo de “Otras cantidades a cargo” así como en el apartado de “Impuestos retenidos de IVA”.

Pero ¿en qué momento podemos acreditar ese IVA enterado o presentado? Existe un criterio de la autoridad que utiliza un ejemplo en el cual se realizó la retención en el mes de agosto, se hace entero en el mes de septiembre y se hace el acreditamiento en el mes de octubre, si bien esto es cierto, no necesariamente se refiere a las declaraciones de esos meses de manera literal.

¿Cómo es esto? Tomando el ejemplo como referencia, podemos decir que efectivamente en el mes de agosto se realiza el acto por el cual se efectúa la retención. Esta retención se plasmará dentro de la propia declaración del mes de agosto, la cual se presenta en el mes de septiembre a más tardar el día 17 y por ende lo podemos acreditar en la declaración del mes siguiente, la cual sería la declaración del mes de septiembre y que se presenta en el mes de octubre a más tardar el día 17.

Por lo que se cumple a lo que hace mención la fracción IV del artículo 5 de la ley del IVA y acreditamos el IVA retenido en la declaración del mes siguiente. 

Art. 5 LIVA: “El impuesto retenido y enterado, podrá ser acreditado en la declaración de pago mensual siguiente a la declaración en la que se haya efectuado el entero de la retención.

” Algo observable para este punto es el efectivo entero de las retenciones en la declaración que corresponde, ya que, si no se ha realizado, la autoridad podría inclusive negarnos el acreditamiento del total de ese IVA, que según las reglas de acreditamiento debe estar debidamente pagado para poderlo hacer acreditable. En este caso no sería cumplir la obligación con el proveedor o a quien le hubiéramos realizado la retención, si no con el pago al propio SAT de esas cantidades retenidas, además de la correcta presentación en los apartados a los cuales hace mención en el primer párrafo del presente artículo.

Se puede concluir que es de suma importancia el momento en el que podemos acreditar las retenciones a IVA a cargo para poder disminuir la base gravable del periodo o poder aumentar nuestro saldo a favor, según el caso y que no se pierda el derecho al acreditamiento por una mala presentación del impuesto o por una omisión en el pago en el mes que corresponde.

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™ 

¡Contáctenos!

Si tiene alguna duda respecto a qué servicio es el más adecuado para su necesidad, o tiene una pregunta específica para alguno de nuestros especialistas, por favor envíenos un mensaje utilizando este formulario.

Nuestra política de atención general nos permite prometerle una respuesta clara en un plazo menor a un día hábil.

¿Como podemos ayudarle?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo