INTELIGENCIA EMOCIONAL Y LAS CREENCIAS

Gestión de Capital Humano

INTELIGENCIA EMOCIONAL Y LAS CREENCIAS

Lectura de 5 minutos
Adrián Maldonado Hernández
Gerente
Adrián Maldonado Hernández
Gerente

El tema de la inteligencia emocional es un campo que se ha estudiado desde hace ya mucho tiempo.

“El término inteligencia emocional fue utilizado por primera vez en 1990 por Peter Salovey de Harvard y John Mayer de la New Hampshire, como la capacidad de controlar y regular los sentimientos de uno mismo y de los demás y utilizarlos como guía del pensamiento y de la acción.”

Pero, ¿cómo puedes controlar algo sin saber dónde se origina? ¿Cómo puedes regular las emociones de los demás cuando no puedes regular tus propias emociones?

Es como querer realizar un curso o taller de capacitación de liderazgo sin haber detectado la necesidad real que se requiere subsanar; es como querer reparar una fuga de agua, poniendo sólo un parche sin haber encontrado el lugar exacto en donde está ocurriendo la fuga.

Ahora bien, cómo puedes saber: ¿Qué es lo que hay que controlar?, cuando desde la temprana infancia es lo que has aprendido ¿Cómo puedes saber que hay otras formas de hacer las cosas?, cuando conoces sólo una forma.

Y aquí se presenta un tema realmente interesante, toda nuestra experiencia de vida va dejando un camino, un surco cerebral, el cual determina en un 99% la forma en que vamos a reaccionar ante determinadas circunstancias que nos presenta la vida. Esto sucede desde la temprana infancia y es por esta razón que muchas personas se encuentran atoradas en circunstancias que no pueden resolver o no resuelven de la forma más adecuada.

Y bueno, lo anterior lo podemos comprobar usando una herramienta de enseñanza: la taxonomía de Benjamín Bloom. Esta herramienta, nos muestra que para que una persona pueda adquirir conocimiento, requiere pasar por 3 áreas de dominio:

a) Cognitivo (saber)

b) Psicomotor (saber hacer)

c) Afectivo (saber ser)  

Es en el área afectiva en donde se crean los surcos cerebrales y lo que determinará nuestras creencias, es decir, lo que cargaremos el resto de nuestras vidas.

Los surcos cerebrales se crean poco a poco y con la continua repetición de ciertas actitudes, hábitos y valores a lo largo de nuestra vida. Nuestro cerebro crea ese surco como un camino a seguir, como el camino marcado a nuestra forma de percibir ciertos eventos del exterior, es por eso por lo que, si esa estrategia no es correcta, repetiremos una y otra vez lo mismo, obteniendo el mismo resultado.

En este camino creado es donde entra el tema de las creencias, las cuales conllevan un condicionamiento emocional que, sumado al surco cerebral, determinarán siempre el camino que se seguirá.

Para concluir, si realmente quieres ser una persona emocionalmente inteligente, deberás entender que muy dentro de ti existe un mundo de neuroquímicos y surcos cerebrales que han creado creencias sobre la vida que o te dejan avanzar en la vida, o te atoran en un mundo de incertidumbre.

Anímate a hacer un esfuerzo por conocerte y ¡Aprendamos juntos!

Te invitamos a conocerte mejor y ser el líder que siempre soñaste, cursa nuestro programa de Road to Management, conoce más detalles dando clic aquí

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™.

Adrián Maldonado Hernández
A continuación

Beneficios de contratar una auditoría legal corporativa

Legal Corporativo | Lectura de 10 minutos

¿Cómo podemos ayudarle?

Grupo Consultor Efe - Whatsapp

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo