Self-accountability

Gestión de Capital Humano

Self-accountability

Lectura de 5 minutos
Jessica Villarreal
Jessica Villarreal

El término ‘accountability’ ha tomado bastante fuerza en los últimos meses debido a que es una competencia fundamental que las organizaciones deben promover en sus equipos y líderes para alcanzar sus objetivos propuestos de una manera efectiva. Sin embargo, algunas personas pueden tener duda sobre el significado de accountability, ya que no existe una traducción exacta al español y además es un concepto complejo que engloba tres competencias importantes que todos debemos desarrollar:

Compromiso + Proactividad + Responsabilidad 

Es vital que trabajemos para desarrollar equipos accountables, no obstante, en mi opinión es importante primero asegurarnos de que nosotros seamos personas que viven día a día con la filosofía de self-accountability.

En mi experiencia, el adquirir estas competencias no es del todo sencillo, requiere compromiso, disciplina y, sobre todo, constancia. Es por lo anterior por lo que me di a la tarea de identificar cuáles son aquellas acciones inmediatas que he puesto en práctica y que me han generado resultados positivos en este camino.

  1. CLARIDAD en la meta: Si no sabes hacia dónde te diriges, probablemente ya llegaste o, peor aún, pudieras quedarte dando vueltas en el mismo lugar sin avanzar ni darte cuenta. Es importante que definas tus metas de manera clara y alcanzable. Yo recomiendo tener metas trimestrales fraccionándolas en objetivos mensuales, tanto a nivel profesional como personal, definirlas por escrito y mantenerlas en un lugar visible.
  2. Sé ANTICIPADO:Anticipation is power” es una frase característica de Antony Robbins, escritor y orador internacional. Mi forma de aplicar esta frase en mi self-accountability es anticipando qué es lo que haré en el día y comprometiéndome a realizarlo. La forma de lograrlo es preparando una agenda y estableciendo las actividades hora por hora, esto permite tener visibilidad sobre en qué se está invirtiendo el tiempo y si realmente el enfoque está en las actividades de mayor valor.
  3. Desarrolla las “5 P’s”: Propia preparación previene pobre productividad. Las personas más preparadas son las que generan resultados. Identifica todos los recursos que necesitas para cumplir tus objetivos, asegúrate de tenerlos y dominarlos. No dejes tu éxito a la suerte, trabaja y prepárate para lograrlo.
  4. No esperes a tener perfección, ¡ACTÚA!: Muchas veces, las personas nos tardamos en realizar ciertas actividades debido al temor de fracasar o fallar, esto sucede constantemente en las áreas comerciales de las organizaciones. Mi recomendación es tomar valor y actuar a pesar de la inseguridad que puedas sentir. ¡Levanta el teléfono y realiza esa llamada!, ¡propón esa idea nueva!, ¡manda ese correo de contacto!
  5. ¡Haz más y hazlo ya!: Nada grande se ha construido con poco trabajo. Siempre da tu máximo esfuerzo en lo que hagas y mantente alerta para identificar todas las cosas que puedas mejorar. Enfócate en tener tu energía elevada y mantente en movimiento. ¡Al éxito le gusta la velocidad!
  6. ELIMINA distracciones: Este es uno de los puntos más importantes, ya que gracias a la tecnología tenemos un sinfín de distractores a nuestro alrededor, por lo que este punto puede tomar más esfuerzo. En lo personal, me ha funcionado utilizar la técnica POMODORO, que consiste en trabajar intensamente durante períodos de 45 minutos y descansar 15 minutos. Durante esos 15 minutos puedes tomar un snack, caminar un poco, hacer estiramientos o simplemente desconectarte para regresar con una mente fresca a las actividades.
  7. Enfoque TOTAL: En donde está tu enfoque, está tu energía y ahí los resultados. Es importante que evites realizar actividades que te alejen de tus objetivos. Si sientes que te estás desviando, regresa a revisar tus metas y tu agenda y nunca olvides el resultado que estás buscando lograr.
  8. Sé CONSISTENTE: Al éxito se llega con acciones diarias. Este es el punto que define si lograrás tener self-sccountability o no, ya que no puedes ser accountable solo unos días, debe ser un estilo de vida. Puede ser complicado, pero, en mi experiencia, tener previamente establecida una rutina diaria y tener visible en un pizarrón con todos los puntos antes mencionados es de bastante utilidad. Está comprobado que el sentimiento de logro, aunque sea de pequeñas metas, te mantiene enfocado y te ayuda a ser constante en tus actividades.   

Para finalizar, me gustaría resaltar que cambiar un estilo de vida y adquirir nuevos hábitos es algo que lleva tiempo y requiere paciencia. Si estás buscando mejorar en tu self-accountability comienza con pequeñas acciones y haciendo cambios conscientes que te llevarán a vivir tus días con una mayor productividad y mejores resultados.

Lograr vivir a través de esta filosofía facilitará el camino en el desarrollo de equipos de trabajo accountables, ya que, al vivirlo de manera personal, podrás transmitir la importancia y los beneficios profesionales que genera. 

Grupo Consultor EFE™ cuenta con diversas capacitaciones y talleres que te ayudarán a ti y a tu equipo a ser accountables. Te invito a conocer nuestra oferta de servicios y a contactarnos para brindarte atención personalizada.

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™️. 

Jessica Villarreal
A continuación

Los contratos entre partes relacionadas

Precios de Transferencia | Lectura de 10 minutos

¿Cómo podemos ayudarle?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo