Los cuatro modelos principales de alianzas estratégicas para 2022

Desarrollo de Negocios

Los cuatro modelos principales de alianzas estratégicas para 2022

Lectura de 5 minutos
Juan Carlos Haro
Gerente
Juan Carlos Haro
Gerente

Hoy en día, es normal que cada vez sea más difícil llegar a un cliente potencial, sin embargo, contar con aliados que compartan tu misma misión y metas puede ayudarte a reducir el trabajo y esfuerzo de buscar nuevos prospectos.

¿Qué es un aliado estratégico?

Un aliado estratégico es otra organización que se dirige al mismo mercado que tú, ambas partes aportan beneficios para las estrategias individuales puestas en marcha, sin embargo, las organizaciones que hacen alianza no son competencia directa.

Esto quiere decir que, si bien no ofertan los mismos productos, podrían complementarse y generar beneficios mutuos.

Principales tipos de alianzas estratégicas

  1. Outsourcing: El outsourcing es un término inglés formado por “out” que significa fuera y “source” que significa fuente, es decir, una fuente externa, con lo cual se hace referencia a la subcontratación, externalización o tercerización. Mediante el outsourcing, la empresa cliente transfiere la responsabilidad de cómo hacer las cosas al proveedor y se limita a exigir por medio del precio pactado.
  2. Joint venture: Un contrato de joint venture o empresa conjunta es un acuerdo estratégico entre al menos dos empresas independientes que deciden unir esfuerzos y recursos con tal de realizar un proyecto a corto, mediano o largo plazo, pero las partes siguen siendo independientes.
    Es decir, un contrato de joint venture no es un contrato de fusión, sino que implica la creación de una tercera sociedad que funciona como un negocio más para los socios. Su finalidad puede ser colaborar en los aspectos técnicos, comerciales o financieros de un negocio.
  3. Franquicias: Entre las fórmulas de cooperación empresarial y alianzas estratégicas que tienen a su disposición las compañías para ser más competitivas, se encuentra el sistema de franquicia que, bajo mi punto de vista, cumple perfectamente con todos y cada uno de los ingredientes que un proyecto empresarial de desarrollo debe tener para elevar a la máxima expresión su potencial de crecimiento.
    En todos los casos prácticos y ejemplos en los que estamos trabajando, encuentro siempre una referencia a los elementos que la franquicia facilita a aquellos empresarios que apuestan por crecer y desarrollarse.
  4. Co-branding: Esta táctica emergió especialmente tras la crisis como una oportunidad para que las empresas puedan compartir sus recursos e ideas. Si se planifica de la forma correcta, puede dar muy buenos resultados. En un mercado tan competitivo como el actual, el co-branding se erige como una buena estrategia de fortalecimiento de marca. 

Con este tipo de alianzas se consigue cubrir nuevas necesidades del consumidor. La clave reside en crear una estrategia que llame la atención. Frecuentemente, colaboran marcas reconocidas, algo que produce interés y curiosidad en el público por el contraste de esa colaboración.

Te invito a conocer más sobre nuestras alianzas estratégicas dando clic aquí. No dudes en contactarnos para saber detalles sobre cómo implementarlas.


Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™. 

Juan Carlos Haro
A continuación

Servicios de consultoría empresarial: eleva tu negocio

Consultoría Estratégica | Lectura de 10 minutos

¿Cómo podemos ayudarle?

Grupo Consultor Efe - Whatsapp

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo