TRIBUTACIÓN DE LA ECONOMÍA DIGITAL

Precios de Transferencia

TRIBUTACIÓN DE LA ECONOMÍA DIGITAL

Lectura de 5 minutos
Alfredo Reyes
Alfredo Reyes

En los últimos años, la economía global ha sufrido una revolución con el auge de las criptomonedas, y el blockchain, además del crecimiento exponencial del posicionamiento y ganancias de empresas disruptivas como Airbnb, Uber y Netflix y de empresas con trayectoria como Google o Amazon, dando como resultado que las relaciones económicas mundiales tengan cada vez mayor dinamismo. No obstante, para los estados, y en específico para los fiscos, esto ha sido un dolor de cabeza, ya que, por la misma naturaleza inmaterial y global de estas transacciones, ha sido un verdadero desafío desarrollar un mecanismo efectivo para gravar dichas operaciones.

Sin embargo, ya diferentes países están trabajando en esto. Francia es uno de ellos, en julio de 2019 estableció un impuesto del 3% sobre los ingresos generados dentro de ese país por gigantes de internet como Google, Amazon y Facebook. Este, aplicará a las empresas digitales con ingresos de más de 750 millones de euros (845 millones de dólares) a nivel mundial y 25 millones de euros (28 millones de dólares) en Francia. En esta misma tónica y en este mismo año, Italia anunció un impuesto con condiciones muy similares que aplicará a estas grandes empresas digitales. Ambas iniciativas crearon tensión entre estos países y los Estados Unidos que es de donde proviene la mayoría de las grandes empresas tecnológicas del mundo, quien ha amenazado con tomar represalias impositivas contra estos países.

Considerando lo anterior, se ha vuelto una necesidad tener un tratamiento fiscal uniforme a este tipo de empresas a nivel mundial para así evitar la competencia fiscal nociva entre estados y disminuir los incentivos para trasladar utilidades. En este orden de ideas, la OCDE ha tomado la iniciativa y este año ha iniciado una campaña para materializarlo, impulsando y logrando el consenso internacional.

Propuestas de la OCDE

En el 2019, la OCDE publicó un documento, fruto de una iniciativa en la que participaron 134 países, proponiendo que las grandes corporaciones tributen donde estén sus usuarios, sin importar el domicilio fiscal de las compañías. La OCDE pretende que al plantear que una parte del beneficio extraordinario de las multinacionales se reparta entre los países donde estén sus clientes, evite que gran parte de los beneficios se desvíe a países con tratamientos fiscales más favorables. Dicho documento, conocido como el Pilar 1, fue sometido a consulta y espera ser aprobado próximamente. 

Adicionalmente a este enfoque, la OCDE publicó un documento, Pilar 2, con otra propuesta en el mismo ámbito como complemento del anterior y que sugiere la creación de un sistema en el cual los países de origen de las multinacionales tengan que garantizar que sus corporaciones abonen un nivel mínimo de impuestos sobre sus ganancias, lo que se traduciría en una especie de Impuesto de Sociedades Global.

Los elementos de esta propuesta también sometida a consulta y que igualmente espera ser aprobada, se ilustran de la siguiente forma en el documento mencionado:

Fuente: Global Anti-Base Erosion Proposal (“GloBE”) (Pillar Two) Tax Challenges Arising from the Digitalisation of the Economy. OCDE. 2019.

La comunidad internacional, en especial los países desarrollados, han sido bastante receptivos ante estas propuestas, hasta el punto en el que el G-20 ha respaldado totalmente este enfoque y dará todo el apoyo a través de sus países miembros para desarrollar todos los aspectos técnicos y procedimentales para poner en práctica dicha herramienta.

Ante este panorama, se vislumbra que pronto se tendrá una metodología fiscal global para gravar a este tipo de empresas, así como ya ha sucedido con otros aspectos abordados por el plan de acción BEPS como, por ejemplo, la documentación de Precios de Transferencia, cuyo enfoque ya es de aplicación cotidiana en muchos países del mundo incluyendo Latinoamérica.

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™. 

Alfredo Reyes
A continuación

Benefits of hiring a Virtual Assistant you might be overlooking

Capital Humano | Lectura de 10 minutos

¿Cómo podemos ayudarle?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo