¿Por qué debo registrar mi marca?

¿Por qué debo registrar mi marca?

Con esquema de esta nueva normalidad que estamos viviendo, hemos podido darnos cuenta de que la promoción digital de tu negocio constituye un elemento clave para mantener el contacto con tus clientes y prospectos y, sobre todo, para poder continuar promocionando tus productos o servicios.

Un factor indispensable en cualquier negocio lo constituye la marca, con la cual además de obtener un plus publicitario, existe algo aún más importante: El Derecho de uso y la Protección.

Una vez que Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial te concede la protección de tu marca, este título estará vigente por 10 años en los cuales, siguiendo las formalidades de la Ley y haciendo el buen uso de ella, no tendrás que preocuparte por que algún tercero de mala fe la explote sin tu consentimiento, salvo en los casos que contemple la Ley.

En muchas ocasiones, se deja el tema del registro, ya sea por falta de tiempo o por alguna otra circunstancia, sin embargo no debe ser algo tomado a la ligera, ya que como comenté, estamos no solo frente al elemento como estrategia de mercadotecnia y promoción, si no que el contar con un derecho de uso exclusivo, este te protege a fin de que puedas tener total autonomía sobre el uso y explotación de tu marca, que estés en posibilidades de negociar su uso u otorgarlo bajo lineamientos específicos que beneficien a tu patrimonio y negocio, y que no sea utilizada de mala forma y como consecuencia, puedas estar expuesto a sufrir algún tipo de daño patrimonial.

Muchas personas se preguntan si en realidad el no contar con su marca registrada es motivo para que su uso esté “prohibido”: la respuesta es No. Si bien es cierto que puedes hacer uso de ella, es fundamental tener en cuenta que su uso exclusivo lo obtienen mediante el título que ampara la protección. En ese sentido, sí puedes utilizarla, aunque no esté registrada, pero también puede utilizarla cualquier otra persona, sin embargo, al momento de obtener tu registro, cualquier otra persona tendrá prohibido su uso, salvo que sea bajo tu consentimiento y autorización expresa.

Abordando un poco esta última idea, tenemos un beneficio adicional; que puedas lucrar o llevar a cabo relaciones contractuales en cuanto al uso de tu marca, con lo cual puedes obtener beneficios económicos.

Es del todo cierto también, que una marca puede registrarse en cuanto a distintos productos o servicios, siempre y cuando sean aquellos que en realidad ofrezcas. En este sentido, la protección de tu marca se limita a los productos o servicios para los cuales solicites la protección, que puede ser más de uno si tu negocio así lo requiere.

Así como cualquier otro trámite para la obtención de un derecho u obligaciones, es indispensable tomar en cuenta que antes de llevar a cabo el proceso para la solicitud del registro de tu marca, te asesores de expertos en la materia, ya que una de las principales causas de negativa la constituyen la falta de una investigación previa en cuanto a la viabilidad que existe para registrarla, o el no tomar en cuenta alguno de los impedimentos establecidos en la Ley y los lineamientos indispensables para llevar a cabo tu solicitud.

Es por lo anterior que asesorarte e ir de la mano de un experto, sin duda alguna te brindará una certeza jurídica y podrás evitar muchas complicaciones y gastos a futuro.

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Consultor EFE™️ 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo