¿Qué impacto tiene el coronavirus en los contratos celebrados bajo legislación Mexicana?

Legal Corporativo

¿Qué impacto tiene el coronavirus en los contratos celebrados bajo legislación Mexicana?

Lectura de 5 minutos
Juan Felipe Sánchez Curiel
Juan Felipe Sánchez Curiel

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (la “SCJN”) hace referencia que “las partes pueden pactar en su contrato todas aquellas cláusulas que crean convenientes, entre las que se encuentra la cláusula penal, que consiste en la cuantificación anticipada de los daños y perjuicios que pudieran causarse por el incumplimiento contractual”. Asimismo, menciona que existen excepciones en la aplicación de las penas o pago de daños y perjuicios, en caso de incumplimiento de las obligaciones contractuales.

Además, también contempla las causas en que se puede eximir a alguna de las partes del cumplimiento de su obligación y, por ende, de la pena convencional. Siendo uno de ellos los casos fortuitos o casos de fuerza mayor.

El Código Civil Federal establece que “no podrá hacerse efectiva la pena cuando el obligado a ella no haya podido cumplir el contrato por hecho del acreedor, caso fortuito o fuerza insuperable.”

Por lo tanto, la parte interesada en la exclusión del pago de una pena convencional, derivado de un incumplimiento contractual por caso fortuito o fuerza mayor, deberá de satisfacer los siguientes requisitos:

  1. Ser exterior: Esto es, tener una causa ajena a la voluntad del obligado;
  2. Ser insuperable o irresistible: La causa del incumplimiento debe de ser insuperable;
  3. Ser Inevitable: La causa por la cual la parte incumplió deberá estar fuera de su control;
  4. Ser Imprevisible: La causal del incumplimiento debió haber sido imprevisible al momento de contratar;

Además de lo anterior, como principio general de derecho la SCJN nos menciona que “nadie se encuentre obligado a lo imposible”.

En el caso concreto de la pandemia del COVID-19, es posible que este se pueda considerar como un caso fortuito y/o de fuerza mayor. Por lo que, en el evento de incumplimiento de una obligación contractual de alguna de las partes, las autoridades judiciales correspondientes pudieran considerar a dicha parte, no responsable de daños o penas convencionales aplicables a dicho incumplimiento.

En conclusión, en caso de que se encuentre en riesgo o imposibilidad de dar cumplimiento a alguno de sus contratos celebrados tanto con proveedores como con clientes, recomendamos revisar dichos contratos para identificar si estos están sujetos a la excepción de caso fortuito o fuerza mayor.  

Juan Felipe Sánchez Curiel
A continuación

Compromiso

Consultoría Estratégica | Lectura de 10 minutos

Más artículos de

Juan Felipe Sánchez Curiel

¿Cómo podemos ayudarle?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario.
Al utilizar nuestro sitio web, acepta todas las cookies de acuerdo con nuestras Políticas de privacidad.

De acuerdo